sábado, 6 de julio de 2013

Castillo de Escalona


Vuelvo a retomar el tema de los castillos. Estos que vemos a continuación están recien salidos del horno  de mis pinceles y pertenecen a fotos realizadas por mí en  correrías realizadas el año pasado, por estas fechas, en los  castillos de la provincia de Toledo.
 Comenzaremos con el magnifico castillo de Escalona, en la villa del mismo nombre, conocida por ser ahí donde Lázaro de Tormes se libró de su amo ciego por medio de una columna de piedra de su plaza. En uno de sus lados, el río Alberche le sirve de foso. Fue inicialmente una fortaleza romana, que posteriormente la ocuparon los moros.
En el siglo XI, el castillo fue tomado por el rey de Castila Alfonso VI, poco antes de la caída de Toledo. Durante dicho reinado y los reinados siguientes, la zona de Escalona y su castillo soportaron los ataques de los musulmanes.
En el año 1281, la fortaleza pasó al poder del hijo de Fernando III "El Santo" Don Juan Manuel.
 En este castillo nació el poeta, escritor y literato infante Don Juan Manuel de Castilla , hijo del infante Don Manuel de Castilla y nieto de Fernando III “El santo” de Castilla.
Álvaro de Luna, privado del rey Juan II de Castilla lo engrandeció y construyó el palacio, convirtiéndolo en el centro de sus posesiones. En él se realizaron grandes fiestas en honor del rey, que quedaron plasmadas en las crónicas de la época.
Enrique IV (hijo de Juan II de Castilla y de María de Aragón), a la muerte de Álvaro de Luna, entregó la propiedad al caballero Juan Pacheco, con lo que tuvo la propiedad de éste castillo y el de Montalbán.
Durante el siglo XV, la localidad fue uno de los principales escenarios de los enfrentamientos internos en el reino castellano, el último de tales enfrentamientos permitió a Isabel de Castilla (hermana de Enrique IV e hija de Juan II) acceder el trono castellano con el nombre de Isabel I.

El palacio-fortaleza fue destruido por varios incendios, alguno ya en época de Álvaro de Luna. Hoy día está en ruinas aunque ha sido restaurado en parte. Es de propiedad privada de un italiano, tengo entendido.

El otro castillo que incluyo en este artículo de blog es el castillo fortaleza de Montalban.



Está en Toledo. Es el castillo más grande e impresionante de los que he visto. Tuvo que ser la fortaleza más importante de la zona.
Para poder acceder a él tuvimos que meternos en una finca privada de los Duques de Osuna y andar a pie unos tres kilómetros o más -está permitido el acceso al castillo determinados días- y por fin lo ves. Todo un lateral da a un cañón en cuyo fondo se vislumbra el río Torcón , sólo ver el cañón ya valió la pena el calor que pasamos mi hijo Javier y yo, había en el mismo nidos de buitres negros y está declarado de interés ambiental.
El castillo está muy hecho polvo, pero está asentado en plenas rocas y es raro, altísimo y con unas torres defensivas ciclópeas. No durará muchos siglos más, pues está muy deteriorado. Para mí de todos los castillos que he visto este es el que más me ha impresionado.

HISTORIA:
Este castillo es una de las fortalezas más antiguas situadas en la  izquierda del río Tajo, erigido durante la Reconquista como punto de defensa de dicho margen del río, reformando y ampliando en gran medida el castillo árabe que allí existía, y que tal vez fuera abandonado tras la reconquista de Toledo.
En el año 1209 se cita la villa de Montalbán como cedida al caballero Alfonso Téllez, pero el edificio debió ser construido por los Templarios, cedido por Alfonso VII pocos años después, haciendo de él y de sus dehesas circundantes la más importante encomienda de su Orden en Castilla.
En el año 1308 volvió a manos de la Corona, siendo donado por Alfonso XI al caballero Alfonso Fernández Coronel. Tras una disputa con Pedro I el Cruel, el edificio fue reformado y se le añadieron nuevas defensas. Tras la ejecución de Fernández Coronel, el castillo fue cedido a Doña Beatriz, hija ilegítima de Pedro I.
Juan II quedó sitiado en el castillo por las tropas del infante don Enrique, que más tarde sería rey, en diciembre del año 1420. Tras un sitio de dos meses, las tropas del infante don Enrique levantaron el sitio y se marcharon; esto fue en parte gracias al apoyo prestado por la comunidad de Villa Real, que mandó al castillo unos 1500 hombres armados de su milicia en ayuda del rey. Como premio por el valioso servicio, el rey Juan II concedió a Villa Real el título de Ciudad Muy Noble y Muy Leal; desde entonces, Villa Real cambió su nombre a Ciudad Real.
Tiempo después, el Estado de Montalbán pasó a don Álvaro de Luna y, cuando éste murió, a su viuda, que lo habitó en algunas ocasiones.
Bajo el reinado de Enrique IV el castillo fue adquirido por su valido, Juan Pacheco, y desde él viene transmitiéndose a sus sucesores (hoy los duques de Osuna).

viernes, 28 de junio de 2013

Más castillos

Ya sabeis , queridos amigos, mi debilidad por esas magnificas fortalezas, que durante toda la edad media, y debido a las luchas intestinas entre señores feudales cristianos, entre reyes árabes entre si y también entre los reyes cristianos y los príncipes árabes de Cordoba, Badajoz y Sevilla, fueron jalonando el paisaje de esta nuestra piel de toro.
La zona de Calatrava, de Toledo y de Jaén se llenaron de castillos de distinta planta y ubicaciones estratégicas, tanto  militares, como de ayuda a la repoblación.
Estas enormes construcciones, con piedras de un tamaño tan enorme que te hacen pensar en el transporte de las mismas, con unas ubicaciones en cerros pelados o en nichos rocosos  de difícil acceso, con el enorme esfuerzo humano y económico de su construcción;  nos revelan la importancia que tenían para unos y otros contendientes estas construcciones defensivas en la bélica sociedad medieval.
 Siglos después pienso: ¿Como hemos dejado que este magnífico patrimonio cultural de toda una época de nuestra historia haya llegado a tal estado de deterioro? ¿Cuantos castillos, como el de Daimiel, han desaparecido por completo para construir casas con sus piedras sillares?
Cada castillo está situado en zonas desde  donde es fácil divisar al enemigo mucho antes de que lleguen y así poder avisar a los habitantes del lugar para ofrecerles su protección. También podían divisar en la lejanía otros castillos con los que se podían comunicar por medio de hogueras y espejos, conformando líneas defensivas en las fronteras.
Los castillos que aquí os muestro pertenecen a la serie "Castillos de frontera" protegidos por el Guadiana.

Entre muros (Acuarela)
Este primer castillo, situado a orillas del Guadiana Alto, donde hoy en día hay situado un pantano que recoge las aguas sobrantes de las Lagunas de Ruidera antes de que se sumerjan en lo que llamamos Acuífero 23, es el  Castillo de Peñarroya.  Tiene una ermita intramuros a la que acuden en gran romería los habitantes de los pueblos cercanos, Ruidera y Argamasilla principalmente. Tiene todo un lateral protegido por el Guadiana y, delante de su puerta principal más vulnerable, tenía una primera muralla pequeña (hoy en día destrída) con un foso, como primera línea defensiva ante una planicie y luego una segunda muralla mas alta.  

Castillo de peñarroya( Acuarela)

Otro castillo que también estaba protegido por las aguas del Guadiana es el castillo -que está en proceso de restauración muy avanzado- que protegía la ciudad mora de Calatrava; es el conocido como el Castillo de Calatrava la Vieja.
En realidad no es sólo un castillo sino toda una ciudad que está en lo alto de una meseta y que éste está rodeada en su gran mayoría por por las aguas de la ribera del recién nacido Guadiana. Este "misterioso" río se desplaza lentamente formando tablazos de gran anchura y no mucha  profundidad, lo que dificultaba el acceso a pie y en barco a la ciudad, protegiendo el castillo la parte de acceso por tierra a esta especie de península.  A a la vez  el río proporcionaba recursos suficientes: agua  - con la que poder beber y para llenar el foso defensivo mediante un ingenioso mecanismo de noria y torres deposito- y  alimentos con la pesca de carpas y caza de anátidas.
 Parece ser que en tiempos fue la única población importante  entre Toledo y Jaén en una zona denominada "Tierra de nadie ". Esta tierra de nadie era arrasada frecuentemente por incursiones castellana y por razzias árabes.Los árabes la abandonaron  debido, según se cree, al paludismo y al perder su poder estratégico tras la batalla de las Navas de Tolosa.
Murallas del oeste de la vieja ciudad de Calatrava.



sábado, 15 de junio de 2013

Jaén es la provincia con más castillos de España




Día 9 de junio de 2013, he quedado con los amigos acuarelistas de Jaén para ir a pintar al aire libre. El lugar es un pueblecito de Jaén, cerca de despeñaperros y por tanto cercano a la zona donde tuvo lugar la batalla de las Navas de Tolosa. Al ser esta una zona de frontera en la España medieval y, al ser una atalaya desde donde se divisa en la lejanía un mar de olivos, los moros construyeron una fortaleza. En Baños de la Encina, que así se llama el pueblecito, están muy contentos de que su, casi milenario castillo, halla llamado la atención en Europa por su antigüedad y estado de conservación. El resto del pueblo, con sus cuestas y sus blasonadas casas nobiliarias, forman una estampa que encuadran al castillo y a su impresionante iglesia. Más abajo, el frescor del pantano del Rumblar, de las hoyas y de los  rincones sombríos. En lo alto el hotel, desde cuya terraza se divisa en todo su esplendor el castillo con sus quince torres y donde pudimos disfrutar, tranquilamente de una cervecita bien fresquita con su correspondiente tapa.  A lo lejos la serranías de Sierra Morena. El olor a molino de aceite, a jara y tomillo, a monte, se retuerce entre el nublado frescor que envuelve el cielo gris. 


       
Llego con un poco de antelación por que aún no me he acostumbrado a pasar este Despeñaperros de viaductos y túneles a 120 Km/h.  Mientras espero al grupo me doy una vuelta por el pueblo para distraerme.
Recorrí en poco tiempo las principales calles y cuestas. Si me crucé con diez personas en este matinal paseo de reconocimiento, diez personas que me dieron los buenos días. Así de amable es esta gente de pueblo.
 Cuando llegó el grupo procuramos colocarnos en ubicaciones cercanas para charlar de vez en cuando mientras pintamos y, así pues, y con variados temas, nos aposentamos en la plaza. Y allí, con la tranquilidad que da la mañana de domingo de un pueblecito que aún no ha sido convocado por las campanas a la misa, trazamos nuestras primeras líneas y encauzamos nuestras obras. Así de tranquila transcurrió la mañana hasta que la gran campana de la torre comenzó a voltear y a llamar a los feligreses, la plaza y los alrededores de la iglesia se llenó de pequeños grupos que se dirigían rápidamente a misa y no molestaban en absoluto. Algún curioso se acercó y, con mucho cuidado y respeto preguntaba. - ¿Es esto algún concurso de pintura? -No señor, somos un grupo de amigos que venimos a pintar su pueblo. En todos se notaba un orgullo grande por ese castillo que edificaron sus ancestros. Ha elegido usted la vista más representativa del pueblo. -Gracias, pero cualquier vista es preciosa. El chorrito de la fuente con su contínua canción nos acompañó durante toda la mañana. Un poco antes de las dos de la tarde vi como mis compañeros recogían bártulos y yo  tuve que hacer lo propio a mi pesar porque tenía la obra a medias. ¡Hala! ¡A comer!







Nos trasladamos al hotel, donde nos esperaba Antonio (Tito Livio) y lo primero e inexcusable para todos, después de aguantar toda la mañana escuchando el chorrito de la fuente de la plaza, fue la visita a los servicios.
 Las vistas desde la terraza eran espectaculares en todas las direcciones y dentro, en el comedor también y allí nos contamos nuestras experiencias técnicas e intenciones artísticas  con las obras que habíamos hecho -en mi caso, medio hecho- y nos dispusimos a comer.
Buena comida de caza, buen vino y buena conversación hizo detenerse el tiempo.
Llegó pues el momento de la despedida :
Hasta pronto Teresa y José Antonio, Chonci y Antonio, Francisco, Valdivia y Julián.



       

miércoles, 22 de mayo de 2013

Iluatraciones sobre El Quijote, con motivo del IV Centenario de su publicación. Obras realizadas en el año 2005.

sábado, 6 de abril de 2013


Inauguración de la exposición conjunta de Alfonso Ruiz y Juan G. Gallego sobre los temas Kerala, la cara feliz de La India y Mis vivencias en las Tablas de Daimiel. Exposición que tiene lugar en el Centro San Sebastián de La Roda (Albacete) desde el día 23 al 7 de abril.



Pulsar este enlace para ver el vídeo
http://vimeo.com/63458124

viernes, 5 de abril de 2013

Esta ilustración está sacada de una de las obras de Howard Phillips Lovecraft. Este autor norteamericano, creador de la literatura de terror moderno basado en seres extraños venidos del espacio exterior, gestionado éste por dioses omnipotentes pero estúpidos. Universo especial con descripciones de seres, paisajes y sueños muy sugerentes.
Esta ilustración representa una granja en la que un ser sin forma definida, que cayó del mundo exterior en un pozo de una granja, lo contamina todo a su alrededor cambiando los colores naturales de las plantas envenenándolas, corrompiéndolas y trasmitiendo esa corrupción a los animales y a los humanos del lugar .





Este trabajo está realizado en acuarela con alguna veladura hecha con el aerógrafo. A un tamaño de 50X70 o algo más. Papel  arches de rollo de grosor fino, tensado sobre bastidor de madera de 90 X 70. He usado acuarelas de marcas variadas.

lunes, 25 de marzo de 2013

Inauguración de la exposición en La Roda

Bueno ahí os presento la inauguración de la exposición de acuarelas de  La Roda en unas cuantas imágenes.
Se dio un pequeño ágape a los asistentes después de la intervención oral del Sr.Alcalde, de Alfonso y mia  en la que se  dio la bienvenida a La Roda, a mí y a mi obra y yo les agradecí la invitación.





El espacio expositivo es una antigua iglesia mozárabe, con un artesonado de madera, sujeto por columnas de piedra, muy amplio y muy bonito. Se llenó de gente, por lo que agradezco a Alfonso el esfuerzo que ha realizado al preparar invitaciones, aunque también nuestras entrevistas por radio y TV locales hayan tenido su efecto.

viernes, 22 de marzo de 2013

¡Ya está !  Acabamos de montar la exposición de acuarelas; han sido unas cuarenta. La hemos montado en el Centro Cultural San Sebastián de La Roda. Ha sido un día agotador después de hacer el viaje de ida y vuelta. Todo ha quedado dispuesto.
Así pues, como los toreros, estamos en capilla. Como hicimos nuestras respectivas entrevistas en radio y televisión, ya  el mundillo  rodense interesados en actos culturales,  hablan de nosotros.
La exposición será conjunta con Alfonso Ruiz y cada uno presenta un tema monográfico distinto: Kerala... la cara feliz de La India y Mis vivencias en las Tablas de Daimiel.
Alfonso presentará el acto de inauguración con una especie de perfomance de un ofrenda y yo, por mi parte he realizado una pequeña muestra de utensilios que usaba la gente del río para la pesca y la caza.
No he podido colgar toda la obra porque ya no había espacio suficiente y me he tenido que traer seis obras, pero...   que se le va a hacer.

Alfonso, corre a cargo de todo lo que es intendencia, y parece que lo está haciendo muy bien,  movilizando a  propios y extraños para que la inauguración sea sonada.

Esta es una de las obras que no he podido colgar: Atardece sobre el carrizo viejo.

viernes, 15 de marzo de 2013

Exposición de acuarelas en La Roda (Albacete)

Después de habernos conocido y conocer también nuestra trayectorias artísticas, Alfonso Ruiz y yo, hemos decidido aunar  fuerzas para realizar una serie de exposiciones de nuestras obras con la finalidad de darlas a conocer al gran público. En esta ocasión las dos exposiciones son temáticas la de Alfonso Ruiz está dedicada a personajes, paisajes y escenas  de Kerala,  y la mia de paisajes del entorno del nacimiento del Guadiana y las Tablas de Daimiel. Las hemos llamado así: Kerala... la cara feliz de La India y Mis vivencias en las Tablas de Daimiel. Cuando tenga conformado libros virtuales de cada exposición los pondré para que podáis ver la obra.

Os muestro el cartel de la exposición.


Y esta es la invitación, ya que catálogo no vamos a editar.


lunes, 7 de enero de 2013

He encontrado el boceto.


Cuando hago un tema fantástico, la idea me suele llegar muchas veces garabateando con el bolígrafo sobre un papel y, una cosa lleva a otra y al final surge el boceto del que saldrá la obra definitiva. Eso me ocurrió con este boceto de una acuarela a la que denominé "El Chalet".


 Yo no me acordaba y al abrir una carpetilla, lo ví dentro, yo lo creí perdido como otros muchos que desecho cuando la obra definitiva está terminada; pero no, allí estaba, y me ha hecho sonreir en esta fría y brumosa mañana de después de Reyes.

viernes, 4 de enero de 2013

Repasando anátomía.

Como algunas veces tengo que representar personajes variados en mis acuarelas, a veces me cuesta trabajo hacer estas figuras anatómicamente creibles. Por eso tomé la determinación de repasr desde cero la figura y la anatomía; para ello he recurrido a libros antiguos de anatomía que tenía como el de Emilio Feixas, Burne Hogarth y Arnould  Moreaux . también estoy usando algunas páginas de internet como la que adjunto, http://tallerjuanherrera.blogspot.com.es/2009/11/desnudos-para-estudio.html?zx=69fefa3263689c82  , y que me permiten trabajar en mi cuaderno de estudio.

Los trabajos los estoy haciéndolo ahora mismo con un bolígrafo azul bic cristal, el más normal de todos pero con el que se obtienen buenos resultados.
No es que yo vaya a dedicarme el realismo o al hiperrealismo, sino que necesito de nuevo revisar esos conocimientos para poder crear más libremente mis  figuras, casi siempre fantásticas, y dotarlas de características morfológicas creibles. Por ello en estas navidades estoy llenando mi libro de apuntes de estos estudios.